ENCUENTRE EL NEUMÁTICO ADECUADO PARA SU EQUIPO

PNEUS
Fuera de carretera
Recomendaciones Generales
Es esencial que las llantas sean mantenidas con buen estado de rodaje, ya que son las responsables del contacto del equipo con el suelo. Usted debe mantener la calidad y el desempeño de sus llantas para garantizar el rendimiento y su seguridad personal, recuerde que solo personas autorizadas y capacitadas deben manipular las llantas.
Dada la importancia de la llanta, TITAN recomienda que usted siga los pasos a continuación para garantizar el mejor desempeño de la máquina:

MONTAJE DE LA LLANTA

Es esencial en el momento del montaje que se siga los modos operatorios recomendados y las normas de seguridad establecidas para garantizar la utilización de todo el potencial de la llanta, así como la integridad de los involucrados en esta operación.
Un montaje incorrecto puede provocar daños en la llanta, en el vehículo y/o en las personas (lesiones graves e incluso fatales). Aquí reiteramos que apenas personas formadas con todo el material apropiado deben realizar este tipo de servicio.

MANTENIMIENTO

Las llantas deben ser sometidas a mantenimientos preventivos regularmente, con el fin de identificar posibles situaciones irregulares, tales como desgaste irregular, daños, presión irregular, entre otros. Las perforaciones, cortes, deformaciones visibles al nivel de la banda de rodadura o del costado se deben examinar detalladamente por un especialista de llantas. Se debe realizar este examen para detectar deterioraciones en la rueda.
El control de desgaste también se debe realizar a través de un medidor de profundidad o mediante observación de indicadores de desgaste situados en la banda de rodadura (si hubiese).
También, se debe, verificar el calibrado de la llanta, sólo en frio y antes que el equipo entre en funcionamiento.

PRESIÓN

La presión correcta de las llantas es un factor esencial para garantizar el desempeño y la seguridad en la operación. La presión correcta es necesaria para el buen comportamiento del vehículo así como para conservar la integridad de la llanta.
A continuación, ilustramos tres casos de presión:



• Presión insuficiente o excesiva puede afectar significativamente el desempeño de la llanta.
• La presión insuficiente provoca un aumento anormal de la temperatura de funcionamiento que puede provocar la degradación irreversible de los componentes internos y provocar la destrucción de la llanta y su vaciado brutal.
• La presión excesiva puede provocar un desgaste rápido e irregular y provocar un aumento de la sensibilidad a los choques (deterioración de la banda de rodadura, ruptura de la carcasa).
Es fundamental respetar las recomendaciones de presión del fabricante.

REPARACIÓN

La razón para ejecutar el procedimiento de la reparación es hacer que la llanta pueda volver a tener su fuerza y flexibilidad originales para un mayor uso y futuros recauchutados. Este procedimiento debe ser realizado apenas por profesionales entrenados y capacitados. La garantía de estos servicios es responsabilidad de la empresa que lo realizó, por esta razón es importante que sea realizado por profesionales capacitados en la función.
Ni todos los daños pueden ser reparados. Una rueda que circuló con una baja presión o vacío puede tener daños irreversibles, y sólo la verificación detallada del interior permitirá diagnosticar la posibilidad o no de volverse a circular.

ALMACENAMIENTO

La buena conservación de las llantas depende de su almacenamiento. Diversos factores deben ser considerados para almacenar las llantas de la mejor manera y prolongar, así, su vida útil. Conozca a continuación algunos cuidados esenciales:
• Observe el local donde las llantas están almacenadas;
• Manténgalas en un ambiente limpio, seco, bien ventilado y al abrigo de la luz solar directa;
• Alejarlas de fuentes de ozono (como motores eléctricos, transformadores, máquinas de soldar a arco, etc.) y de sustancias químicas, solventes o hidrocarburos que puedan alterar la naturaleza del caucho;
• Manténgalas también lejos de cualquier objeto que pueda penetrar en el caucho, como los metálicos puntiagudos, y de llamas o cuerpos incandescentes;
• También cuídese: use guantes de protección al manejar las llantas y ruedas.

HORARIO DE ATENCIÓN:
De lunes a jueves, de las 9.00 a las 16.00.
SAC:
0800 723 2476